Síndrome de Savant

Califica este articulo!

Introducción

Con el pasar de los años han surgido un conjunto de enfermedades consideradas raras, pero no solo por la frecuencia con la que se presentan sino además por el tipo de síntomas con los que cursa. Una de estas patologías es el síndrome de Savant, el cual se trata de un conjunto de signos y síntomas relacionados con el conocimiento de forma anómala. Quienes padecen esta patología, son personas que a pesar de contar con capacidades de tipo intelectual disminuidas, cuentan con otras habilidades que resultan impresionantes.

A pesar de ser una patología nada común, las personas que la padecen siempre impresionan. Además con frecuencia quienes padecen esta patología son personas que al mismo tiempo cursan con problemas mentales o alguna discapacidad física o motriz. Ejemplos de personas con este tipo de patología lo constituyen quienes a menudo padecen de autismo.

Resulta bastante frecuente que quienes padecen el Síndrome de Savant, desarrollen trastornos que afectan el neuro-desarrollo así como lesiones a nivel cerebral. Es importante tener en cuenta que, esta patología afecta a una de cada diez personas con autismo; sin embargo 50% de las personas que padecen este síndrome presentan autismo.

Historia

Esta patología fue descrita por primera vez a finales del siglo XVIII, más específicamente en el año 1789, por el médico de origen norteamericano Benjamin Rush, quien describió el caso de un paciente que tenía la habilidad bastante peculiar para realizar cálculos mentales. Este paciente calculaba la edad de las personas con solo verlas y en tan solo unos segundos. A partir de este descubrimiento, han sido diagnosticados cerca de un centenar de casos nuevos.

Casi 100 años después, el investigador J. Langdon Down, quien descubrió el síndrome de Down, decidió utilizar el término idiotsavant. Con este, hacía referencia a los pacientes que padecían el síndrome de Savant. Sin embargo debido a la forma despectiva del mismo, decidió no utilizarse.

Epidemiología asociada

En lo que respecta al síndrome del Savant, ha sido considerado como una condición poco frecuente en la población general, la cual afecta más a hombres que a mujeres, en una proporción de 1 niña por cada 3 o 4 niños. Este padecimiento tiene una prevalencia que gira alrededor de 1 por cada 10 personas que padecen uno de los trastornos asociados con el espectro autista, así como también afecta a 1 de cada 1.000 personas con daño cerebral o déficit cognitivo.

Causas asociadas con el síndrome de Savant

Las causas asociadas con esta patología suelen ser diversas, aunque hasta ahora no se ha establecido ninguna en específico, solo han surgido hipótesis que pudieran explicar el desarrollo de esta patología. La hipótesis principal señala que, debido al daño que se presenta en el hemisferio izquierdo, esto favorece el desarrollo del derecho, con la finalidad de compensarlo.

Diagnóstico del síndrome

Para los médicos, no ha sido difícil dar con un diagnóstico específico. En la mayoría de los casos, esta patología es diagnosticada durante la etapa infantil, luego de un proceso de estudio tanto clínico como psicológico, en el que se evalúa la presencia de alguna habilidad excepcional de la que disponga el paciente. Lo principal es identificar y definir las características principales que permitan identificar el síndrome.

Diagnóstico diferencial

Debido a que el cuadro clínico puede llegar a confundirse con otros padecimientos, sobre todo por el autismo, los especialistas buscan realizar un diagnóstico diferencial. Este tipo de diagnóstico es utilizado con la finalidad de excluir otras enfermedades que puedan ser confundidas con esta patología. Este suele realizarse a través de programas informáticos desarrollados especialmente para eso.

Personas diagnosticadas con el síndrome de Savant

Aunque como ya sabemos, este padecimiento no es muy frecuente. Por lo que son pocas las personas que resultan afectadas por este. Dentro del escaso grupo de personas que lo desarrollan, existen algunos que han resultado famosos por sus habilidades, por lo que seguidamente daremos a conocer algunos de los casos más conocidos que han sido diagnosticados con este síndrome.

Kim Peek: se trata de una de las mentes más brillantes, la cual, al nacer, se le deteco una malformación a nivel del cerebelo. Aun así, era capaz de memorizar cosas, con tan solo escucharlas o leerlas. Incluso llegó a leer y memorizar alrededor de 8 mil libros, alcanzando a leer dos páginas al mismo tiempo una con cada ojo. Sin embargo, él no era capaz de hacer cosas tan sencillas como abotonarse los botones de la ropa.

Tony DeBlois: se convirtió en uno de los músicos más prodigiosos del momento, ya que a pesar de ser ciego y al mismo tiempo autista, era capaz de tocar casi un total de 20 instrumentos. Su capacidad extraordinaria de memorizar, incluyó 8 mil piezas musicales. Con tan solo 2 años de edad, aprendió a tocar el piano sin haber recibido clase alguna.

George y Charles Finn: se trata de dos hermanos gemelos que no solo padecen el síndrome de Savant sino también el de Asperger y que debido a su habilidad de recordar los hechos ocurridos cada día de su vida así como calcular a qué día de la semana corresponde una fecha futura, son conocidos con el apodo de “Calendarios Humanos.” Además son capaces de calcular y memorizar fechas de hasta 40 mil años.

Síntomas o signos del síndrome

Es importante tener en cuenta que dentro de los síntomas y características que con frecuencia presentan las personas con síndrome de Savant, podemos mencionar: un funcionamiento a nivel del área de conocimiento por debajo de la media normal, el cual va acompañado de uno o más talentos.

Además cuentan con una o más capacidades asociadas con el hemisferio derecho del cerebro desarrolladas. Dentro de estas capacidades podemos mencionar, habilidad para el cálculo, para las artes, habilidades mecánicas, visuales, motoras y espaciales. Sin embargo en cuanto a su hemisferio izquierdo se observa disfuncionalidad en cuanto a las habilidades asociadas con este, dentro de las que se incluyen, las habilidades lógicas o simbólicas y las habilidades verbales.

Habilidades desarrolladas por quienes padecen este síndrome

Es importante recordar, que quienes padecen este síndrome con frecuencia tienen más desarrollado el hemisferio derecho del cerebro que es el que controla todo lo relacionado con parte no verbal.

Todas estas habilidades se caracterizan por ser sistemas cerrados que en la mayoría de los casos se rigen por fórmulas, razón por la cual suelen ocurrir de una forma rígida y mecánica. A continuación describiremos las principales habilidades desarrolladas por quienes padecen este síndrome.

Habilidad musical: esta es una de las principales habilidades desarrolladas por quienes padecen este síndrome. Quienes la poseen son capaces de interpretar piezas musicales bien sea con un instrumento o con la voz, sin haber tenido conocimientos previos. Además son capaces de tocar múltiples instrumentos sin aprendizaje previo.

Habilidad para las artes plásticas: quienes padecen este síndrome, se desarrollan en los diferentes tipos de artes, dentro de los que se incluyen, dibujo, pintura, escultura, entre otras, potenciando su creatividad así como la parte de los detalles.

Habilidad matemática: esta es la más común de las habilidades desarrollada por quienes padecen este síndrome y además se ha convertido en la más impresionante, ya que quien la desarrolla disfrutan de precisión y rapidez al momento de realizar los cálculos.

Tipos de síndrome de Savant

En la actualidad este síndrome ha sido clasificado en tres tipos, dependiendo de la manera de cómo este se exprese:

Savant prodigiosos: se trata de individuos que poseen grandes habilidades, que les permiten destacarse dentro de todas las áreas relacionadas o asociadas con el coeficiente intelectual. Además este tipo de síndrome se caracteriza por ser poco común, encontrándose alrededor de 25 casos o menos en todo el mundo.

Savant con talento: son individuos con increíbles habilidades, sin embargo presentan severas deficiencias en otras áreas del conocimiento.

Savant de minucias: los individuos ubicados en este grupo, se caracterizan por poseer determinadas habilidades que resultan peculiares y al mismo tiempo son limitadas, así como también presentan disfuncionalidades en otras áreas del conocimiento.

Factores de riesgo asociados

Debido a que se sospecha que la causa principal de este síndrome es la predisposición genética, los trastornos mentales de tipo hereditario se han convertido en el principal factor de riesgo; es decir, en los casos en los que existan antecedentes familiares de individuos con autismo o síndrome de Asperger, existe una predisposición.

Existen otros factores de riesgo dentro de los que podemos mencionar: la edad madura de los padres superando estos los 40 años de edad, recién nacidos con un peso inferior a los 2500 g, bebés prematuros, nacidos antes de las 35 semanas, malformaciones congénitas, el sexo del bebé (masculino), deficiencia de vitamina D, la resucitación del bebé luego de nacido, así como el desarrollo en un entorno desfavorable desde el punto de vista ecológico.

Medidas preventivas

Con la finalidad de prevenir el desarrollo de este síndrome, se hace necesario tomar medidas que disminuyan las probabilidades de desarrollar este padecimiento. Una de las medidas más recomendables consiste en llevar, una vida saludable principalmente para quienes planean tener descendencia y además cuentan con antecedentes familiares.

Tratamiento

El tratamiento principal que se debe aplicar no es específico para este padecimiento, sino para tratar seguramente lo que puede ser considerado como el responsable de este o en muchas ocasiones para tratar el daño cerebral presente.

En la mayoría de los casos esta patología viene acompañado de algún trastorno de autismo, por lo que las áreas afectadas por este deberán ser tratadas. Quienes padecen estos síndromes cursan con rigidez cognitiva, alteraciones en el lenguaje, afectación tanto en el área social como a nivel de los patrones de comportamiento, razón por la cual se debe aplicar tratamiento para contrarrestar estos síntomas, con lo que el tratamiento será personalizado y se involucrará a un equipo de profesionales tanto del área de la salud como de la educación.

También se hará necesario consultar con un profesional del área de la psicología, con la finalidad de aplicar tratamientos asociadas con el área de la conducta, que permitan desaparecer las conductas inadaptadas de los pacientes e incorporen el aprendizaje de un sistema que involucre la comunicación y las habilidades sociales. Este tratamiento es aplicado con la finalidad de que el individuo mejore su desenvolvimiento a nivel social así como su condición física y emocional.

Es importante tener en cuenta que, en los casos en los que exista daño a nivel del cerebro el tratamiento que se suele aplicar está relacionado con la estimulación de tipo cognitiva, esto con la finalidad de mantener así como mejorar las funciones que se encuentran afectadas.

También se hace necesario la estimulación de las habilidades con la finalidad de potenciarlas y desarrollarlas al máximo. Al destacar estas habilidades, muchas de las otras capacidades que se encuentran afectadas tienden a mejorar.

Aunque las acciones desde el punto de vista pedagógico energético, necesarias en la mayoría de los casos para la búsqueda de mejoras en la socialización de estos individuos, ha sido un éxito, estas llevan a la neutralización de las habilidades hasta el punto de provocar su pérdida.

En lo que se refiere al tratamiento de tipo farmacológico, este es únicamente necesario en determinados casos, razón por la cual es personalizado.

Complicaciones

En la mayoría de los casos se tiende a asociar la sabiduría que puedan tener los individuos con patologías de tipo autista, las cuales generalmente se caracterizan por ir acompañadas de dificultades comunicativas.

Una de las complicaciones que con frecuencia padecen los individuos con este síndrome, es la depresión la cual termina afectando su crecimiento, debido a que esta generalmente es asociada con dificultades para su autorrealización, además van acompañadas de sentimientos de soledad.

Y en el peor de los casos la complicación más grave que suele presentarse tiene que ver con pensamientos de suicidio, que pueden o no ser ejecutados.

Pronóstico de la patología

En cuanto al pronóstico asociado con esta patología, tenemos que suelen ser individuos que pueden alcanzar la etapa adulta siempre y cuando sean tratados de forma correcta, además en cuanto a su realización como persona, esta es aún más fructífera, gracias a las habilidades que tienden a desarrollar.

Referencias:

  1. Síndrome del Sabio. Wikipedia. Consultado en marzo de 2019.
  2. SavantSyndrome FAQS. AgnesianHealthCare. Consultado en marzo de 2019
  3. The savant syndrome: an extraordinary condition. NCBI. Consultado en marzo de 2019.