Síndrome de Roberts

Introducción

En los últimos años se ha observado un incremento en el desarrollo de enfermedades genéticas. Cuando hablamos de patologías de origen genético, nos referimos a aquellas anomalías provocadas por una alteración a nivel del genoma, con lo cual la síntesis de proteínas se vuelve defectuosa.

Las enfermedades genéticas se caracterizan porque se pueden heredar o no. La herencia va a depender de si el gen que sufrió la alteración está asociado con óvulos y espermatozoides, es decir, con células germinales. Sin embargo, si se trata de células somáticas no será hereditario.

Es importante destacar que, los genes sufren mutaciones. Cuando hablamos de una mutación, nos referimos al cambio que experimenta el ADN (es el material hereditario de los seres vivos). Además, el ADN de un organismo es el responsable del aspecto físico, el comportamiento y la fisiología de este en todos los aspectos de su vida; razón por la cual, al presentarse la mutación, con frecuencia se observan importantes y notables cambios en todos los aspectos de su vida.

Existen diversos tipos de mutaciones, algunas de las cuales se pueden producir por un simple cambio de una de las bases que componen el ADN, lo cual genera una alteración a nivel de la síntesis de las proteínas, mientras que hay otras mutaciones en las que se puede añadir o eliminar algunas bases en la secuencia (inserciones o deleciones) que terminan cambiando la secuencia de aminoácidos de la proteína resultante.

Sin importar cuales de los tipos de mutaciones se desarrolle, el resultado será el mismo; es decir, se formará una proteína defectuosa la cual no será capaz de cumplir su función de forma correcta en el organismo.

Las mutaciones en muchas ocasiones de acuerdo a su forma de actuar, pueden ser beneficiosas, no generar ningún síntoma de alarme o perjudicial para el organismo, sin embargo, hay que tener en cuenta que, las mutaciones no ocurren parasuministrar lo necesario para que el organismo funcione.

En los últimos años, no solo han surgido enfermedades genéticas, sino también enfermedades o padecimientos llamados raras. Este tipo de afecciones deben su nombre a la cantidad de personas que afectan y a la frecuencia con que se presentan.

Puede ocurrir una combinación entre estas enfermedades. Existen algunas enfermedades que pueden ser genéticas y raras al mismo tiempo. Una de estas patologías, es la que describiremos a continuación de forma detallada; esta recibe el nombre de síndrome de Roberts.

Se trata de una patología que se caracteriza por ser de transmisión autosómica recesiva y al mismo tiempo es considerada como una enfermedad rara, ya que afecta a una parte muy pequeña de la población.Este padecimiento, recibe otros nombres como, síndrome pseudotalidomídico o síndrome de focomelia. Cabe destacar que, existe una forma moderada de este síndrome, llamada SC focomelia. Además en cuanto a la prevalencia y la incidencia, hasta ahora estas resultan desconocidas, incluso actualmente hay cerca de menos de 150 casos descritos de forma científica.

Es importante tener en cuenta que, la mortalidad en esta patología es alta, así como en el caso de los individuos, en los que la afección es leve, estos pueden sobrevivir hasta la edad adulta.

Historia del síndrome de Roberts

La primera vez que fue descrito, fue en el año 1919, por Roberts a quien debe su nombre, posteriormente en el año 1966, fue descrita nuevamente por Apeltz. Luego en 1969, debido a la presencia de anomalías de tipo reductiva a nivel de los miembros fue descrita como síndrome de pseudotalidomida por Herrmann; también utilizó el nombre de síndrome de focomelia SC. Estas anomalías son similares a las que a menudo se observan en la embriopatía por talidomida. Es de hacer notar que, en el año 1972, Hall cambió el nombre de esta patología por síndrome de hipomelia-hipotricosis y hemangioma facial.

Causa asociada a este síndrome

Las enfermedades genéticas se definen bajo las alteraciones o anomaliás que ocurren en genes determinado.La principal causa asociada con este padecimiento está relacionada con la presencia de mutaciones a nivel del gen ESCO2 (8p21.1). Recordemos que, este gen es capaz de codificar una proteína la cual pertenece a una familia de acetiltransferasas denominada Eco1/Ctf7. Esta proteína es un participante activo en la cohesión de cromátidas hermanas en la fase S.

Con frecuencia las mutaciones de ESCO2 son responsables del retraso a nivel de la división celular, así como del incremento de la muerte de las células y defectos en la proliferación de estas. La principal responsable de todos los defectos así como de las anomalías que se presentan en este síndrome es la pérdida de las células precursoras durante el proceso de embriogénesis.

Epidemiología de esta patología

Esta patología afecta tanto a hombres como mujeres por igual. Además se trata de una enfermedad considerada rara; sin embargo, este padecimiento ha sido observado en todas las áreas geográficas del mundo, con aproximadamente 150 casos de varias etnias.

Es importante tener en cuenta que, cuando en una familia resulta afectado uno de sus individuos, el resto de estos durante la concepción tienen una probabilidad que gira alrededor del 25% de no ser afectado, así como un 50%de probabilidades de ser un portador asintomático, y un 25% de probabilidades de ser afectado. Además el riesgo de convertirse en portador un familiar que no está afectado, se incrementa a 2/3. En el caso de los individuos portadores o heterocigotos estos son asintomáticos.

Genética asociada con este síndrome

Como ya mencionados, en el caso de este síndrome, se observa una herencia autosómica recesiva;es decir, para que un individuo desarrolle este padecimiento se hace necesaria la presencia de dos copias del gen que contiene la mutación. En el caso delos individuos heterocigotos, estos se caracterizan por ser sanos y carecer de cualquier fenotipo relacionado o asociado con la enfermedad. Además ya se conoce que, el gen ESCO2 hasta ahora se ha convertido en el único gen reconocido como responsable del desarrollo de esta enfermedad. Recordemos que este cuenta con 11 exones.

Además es importante señalar que, en la mayoría de los casos la ocurrencia de la enfermedad es debida a una falta de cohesión a nivel de las regiones de heterocromatina, lo cual conlleva a la activación del punto de control del huso mitótico lo cual genera un retraso en la proliferación de la célula, lo cual se ha convertido en una característica típica presente en las células de los individuos afectados.

Al igual que el resto de los genes, el gen ESCO2 sufre mutaciones que a menudo son variables, y más de un tipo se puede manifestar en una misma familia. Con frecuencia este tipo de mutaciones no tienen sentido o presentan cambios en el marco de lectura, favoreciendo el desarrollo de una proteína truncada, con lo cual se pierde la actividad de la acetiltransferasa.

Signos y síntomas asociados con esta patología

Toda patología presenta un conjunto de señales que la caracterizan y que muchas de estas son compartidas por otras enfermedades. Este síndrome también cuenta con este tipo de signos. Dentro de los principales síntomas tenemos: retraso tanto en el crecimiento pre- como postnatal, la presencia de anomalías graves y al mismo tiempo simétricas de los miembros, malformaciones a nivel del cráneo y la cara, así como un grave déficit intelectual. Además los niños que padecen esta enfermedad, con frecuencia tienen una tasa de crecimiento raramente lento.

En cuanto a las malformaciones que afectan tanto el cráneo como el cerebro, podemos mencionar: la microcefalia, la cual se presenta como un crecimiento anormal del cráneo hacia la reducción, esta afecta de forma más grave a hombres que a mujeres. También se puede observar, el desarrollo de alas nasales poco desarrolladas o hipoplásicas, incremento en la separación entre dos órganos, mandíbula pequeña, hemangioma capilar, presencia de globo ocular sobresaliente, orejas o pequeñas, cataratas así como fisura labio-palatina.

Es importante tener en cuenta, que la intensidad y la severidad de las anomalías craneofaciales,guardan una estrecha relación con el grado de afectación de las extremidades. Los miembros más afectados por este padecimiento son las extremidades superiores, con un daño de tipo mesomélico, es decir, la presencia de un acortamiento extremo a nivel de los huesos largos tanto en brazos y piernas.

La focomelia es otro de los síntomas que caracterizan esta patología, cabe destacar que, se presenta como una deformación cuyo origen es teratogénico, es decir, con frecuencia es provocada por un agente físico, químico o biológico y se trata de la no presencia tanto de elementos óseos como musculares, principalmente en los miembros bien sea superior o inferior, generando como una especie de protuberancia, la cual se genera a partir del hombro o de la cintura, asemejándose a las aletas de una foca. Es de hacer notar que, debido a la forma que toma recibe su nombre.

Con frecuencia la focomelia, va acompañada de otros síntomas como: pulgares aplásicos, es decir, defectuosos o ausentes, así como clinodactilia, que no es más que una deformidad angular a nivel de los dedos y oligodactilia, término utilizado para referirse a la ausencia de alguno de los dedos.

A parte de los síntomas ya descritos, hay un conjunto de malformaciones que a menudo pueden ser producto de este síndrome, dentro de este grupo podemos mencionar: anomalías congénitas en el área del corazón, riñón quístico o genitales agrandados.

Diagnóstico del síndrome de Roberts

En cualquier patología, para poder establecer el diagnóstico de esta, se hace necesario conocer las razones que llevan al paciente a acudir al médico. En este caso, el diagnóstico está basado principalmente en tres puntos determinantes: la evaluación clínica, una historia detallada del paciente así como la identificación de las anormalidades típicas de este padecimiento.

Con frecuencia el diagnóstico está basado tanto en los signos clínicos como en el cariotipo, que no es más que la apariencia característica de los cromosomas en forma de “rieles de tranvía”, esto es debido a la aversión que existe entre las regiones heterocromáticas así como a la separación prematura del centrómero.

A través del análisis cromosómico, este síndrome puede ser confirmado. Esta técnica es un estudio de banda C, el cual es capaz de detectar la ocurrencia de la separación prematura del centrómero en diversos cromosomas. Además hay que tener en cuenta que, la ausencia de esta señal, no necesariamente es indicativo de la no presencia de la enfermedad.

Debido a que existen otras patologías que pueden confundirse con este síndrome, se hace necesario realizar un diagnóstico diferencial. Dentro del grupo de patologías que pueden ser asociadas con este síndrome tenemos: el síndrome Cornelia de Lange, el síndrome TAR y con el síndrome Baller-Gerold.

Tratamiento para el síndrome de Roberts

Al momento de aplicar el tratamiento, siempre debe hacerse estrictamente bajo las indicaciones del médico especialista; al tratarse de una enfermedad de este tipo, fácilmente puede llegar la muerte si no se cumplen las indicaciones.

Para que el tratamiento sea más efectivo, este se aplica de forma individual. Esto además se hace necesario con la finalidad de dar una mejor calidad de vida al paciente. Con frecuencia como parte del tratamiento se aplican correcciones como: cirugía de labio y paladar hendido, corrección de anomalías en las extremidades, y para mejorar el desarrollo adecuado de las funciones básicas de mano y pinzas.

Dependiendo de la afección que tenga el paciente, se puede recomendar la colocación de ortoprótesis, la evaluación del nivel de desarrollo del lenguaje y posterior aplicación de terapia para el mismo;también es recomendable la estimulación y rehabilitación en los casos de retraso en el desarrollo.

En el caso de los defectos asociados con el corazón y los riñones, existe un tratamiento estándar. Además es importante realizar jornadas de vigilancia así como el seguimiento constante tanto del desarrollo psicomotor así como del crecimiento físico.

Un detalle de importancia, es que se hace necesario hacer un seguimiento del nivel de desarrollo del lenguaje y la audición, detección de la presencia y de los niveles de retraso del desarrollo o trastornos en lo que se refiere al aprendizaje, así como determinada vigilancia para los padecimientos oftalmológicos, cardíacos, o anomalías renales.

 

Referencias|

  • Roberts syndrome. Genetics Home Reference. 2010. U.S. National Library of Medicine. Consultado en febrero de 2019.
  • Francke, Uta, and Jinglan Liu. “Roberts syndrome.” National Organization for Rare Disorders. Consultado en febrero de 2019.
  • Roberts syndrome. Wikipedia. Consultado en febrero de 2019.