Síndrome de Kearns-Sayre

Introducción

A la hora de conocer sobre diferentes enfermedades, se debe tener en cuenta que el organismo de las personas es muy complejo, en el caso específico del síndrome de Kearns-Sayre, se trata de una enfermedad relacionada con el ADNmt o ADN mitocondrial, también conocido como genoma mitocondrial, que es el material genético de las mitocondrias.

Para entender bien todo lo relacionado síndrome de Kearns-Sayre, es importante conocer un poco más sobre el ADN mitocondrial y sobre la mitocondria.

Comenzando por el ADN mitocondrial, que como bien ya se mencionó, también es conocido como genoma mitocondrial, se trata de un material genético de las mitocondrias, que son los elementos de la célula con la capacidad de generar la energía para la misma, este material genético es circular cerrado de doble cadena.

También se debe mencionar que, el ADN mitocondrial fue descubierto utilizando microscopia electrónica y un marcador sensitivo al ADN mitocondrial, este gran logró fue hecho por Margit Nass y Sylvan Nass. Se debe aclarar que, el ADNmt, se trata de un pequeño trozo de ADN, el cual, se encuentra en las estructuras fuera del núcleo, y estas estructuras, reciben el nombre de mitocondrias.

Al haber aclarado un poco más sobre lo qué es el ADN mitocondrial, es importante mencionar de lo que se trata la mitocondria, para después comenzar a ampliar la información sobre el síndrome de Kearns-Sayre.

Aunque muchos seguro han oído alguna vez sobre la mitocondria, seguro pocos recuerdan lo qué es, o probablemente nunca averiguaron de lo que se trataba, y en este momento, como bien ya se le mencionó, saber un poco sobre la mitocondria puede ser de mucha ayuda para entender bien relacionado con este síndrome tan particular.

La mitocondria no es otra más que un orgánulo, el cual, aparentemente tiene un origen endosimbióntico, además, se ha logrado adaptar a su nicho intracelular, con el objetivo de aumentar su tasa de replicación y asegurar la transmisión a las células hijas, después de que ocurre cada división mitótica.

Es importante mencionar que, las mitocondrias son consideradas como las verdaderas centrales térmicas del organismo de los seres humanos, porque en ellas sucede la fosforilación oxidativa (OXPHOS), es decir, sucede la respiración celular acoplada a la producción de energía en forma de ATP.

Después de todo lo ya mencionado, que puede ser de ayuda más adelante, o bien, como conocimiento general, se puede comenzar a ampliar la información sobre el síndrome de Kearns-Sayre.

Qué es el síndrome de Kearns-Sayre

No se puede comenzar mencionando otra cosa que no sea la definición de este síndrome, es decir, qué es el síndrome de Kearns-Sayre, ya que, tan solo se ha mencionado que es una enfermedad relacionada con el ADNmt o ADN mitocondrial, por supuesto, esto no explica de que se trata realmente.

Cuando se habla del síndrome de Kearns-Sayre, conocido de forma abreviada como SKS, se está haciendo referencia a una enfermedad genética rara que se manifiesta cuando existe una deleción de entre 1000-10000 pares de bases en el ADN mitocondrial, y se caracteriza por oftalmoplejía externa progresiva y retinitis pigmentaria, además, se ha determinado que suele manifestarse antes de los 20 años de edad.

Otras de las características del síndrome de Kearns-Sayre son: ataxia cerebelar, bloqueo cardiaco y sordera. Esta enfermedad también es conocida por nombres, los cuales son:

  • Enfermedad oculocraneosomática.
  • Enfermedad oculocraneosomática-neuromuscular con fibras rojas rasgadas.

Este síndrome fue descubierto en el año 1958 por Thomas P. Kearns y George P. Sayre, y en ese entonces, se logró identificar que esta enfermedad provocada la manifestación de la siguiente triada de síntomas: oftalmoplejia externa, retinopatía pigmentaria y bloqueos de la conducción cardíaca.

Es importante destacar que, el síndrome de Kearns-Sayre pertenece al grupo de las enfermedades mitocondriales. Desafortunadamente, en la actualidad no se conoce ninguna cifra exacta ni aproximada de la prevalencia de esta enfermedad en el mundo, sin embargo, existe un estudio relacionado con la baja prevalencia de las enfermedades mitocondriales, la cifra en ese estudio se encontraba en 6 casos por cada 100.000 individuos.

A pesar de lo antes mencionados, algunos científicos han realizado algunos estudios en Alemania, Brasil, Francia y Estados Unidos, en los cuales, se ha logrado concluir que el número de personas afectadas por este síndrome ha aumentado, y que niños de ambos sexos a partir de los 4 años de edad se ven afectados por igual, y a muchos de esos, se les atribuye la muerte súbita.

No queda duda de que todavía quedan algunas cosas por descubrir, pero, al ser una enfermedad rara, en el sentido de lo poco común que es, esto es realmente complicado, pero, para que pueda quedan un poco más clara la definición de este síndrome, a continuación se presentara un caso de un paciente afectado por esta enfermedad, de esta forma, no solo la definición, sino que también se podrá conocer otra información relacionada.

El caso clínico que se presentara es el de una paciente de 41 años de edad, dicha paciente no presentaba ninguna alergia conocida ni tampoco hábitos tóxicos, en el historial clínico de la paciente destacaba una apendicectomía, aunque ni su madre ni su abuela sufrieron ninguna enfermedad que fuera de interés, además tenía una hermana y 2 hijas de corta edad que se encontraban sanas.

Esta paciente presento un cuadro de caída de parpado derecho y posteriormente el izquierdo cuando tenía 17 años de edad, en ese momento, la paciente fue diagnosticada con oftalmoplejía externa progresiva. En la biopsia muscular que se le realizó, se logró observar la presencia de fibras rojas rasgadas, otros estudios que se le realizaron fueron electroneurográfico y electromiográfico, los cuales, tuvieron resultados normales.

Además, las determinaciones de anticuerpos anti-RACA, creatinfosfocinasa y aldolasa eran completamente normales. Curiosamente, en el examen físico del ojo afectado, no se logró encontrar ninguna evidencia que indicara alteraciones.

Aparte de los exámenes previamente mencionados, se debe destacar que a la paciente también se le realizó un ecocardiograma que salió normal, y un electrocardiograma, en el cual, se pudo observar que presentaba un bloqueo bifascicular. Desde el año 1994, la paciente se mantuvo bajo tratamiento con un medicamento llamado L-carnitina base.

En el mes de febrero del año 2001, la paciente volvió a un hospital porque presentaba un cuadro clínico que consistía en 3-4 días de mareos y precordalgia inespecífica, aunque ella aseguro que no tenía ninguna sensación disneica ni síncope.

En la exploración física que se le hizo en este hospital, se pudo observar una paciente orientada, consciente, y que tenía una puntuación de la escala de Glasgow de 15, además, se encontraba normocoloreada y normohidratada, tampoco se logró observar ingurgitación yugular.

En la auscultación cardíaca, se podían observar unos tonos bradicárdicos, que tenían un soplo sistólico de regurgitación mitral. En el caso de la auscultación pulmonar, esta era completamente normal, mientras que su abdomen y sus extremidades inferiores, no tenían ninguna alteración de interés para el caso.

En la exploración neurológica que se le realizó a la paciente, se pudo observar una ptosis bilateral con limitación de todos los movimientos oculares, y no podía apreciar otra focalidad.

En este hospital se tomó la decisión de realizar algunas otras exploraciones complementarias para el diagnóstico, entre las cuales se puede destacar el electrocardiograma, en el cual, se pudo observar que la paciente presentaba un bloqueo auriculoventricular completo y la respuesta ventricular a 37 latidos por minutos.

Mientras que el ecocardiograma, mostraba una contractilidad global y segmentaria conservada, y se pudo observar 2 jets de regurgitación mitral, así como también, insuficiencia tricuspidea. También se puede destacar que la radiografía de tórax no se encontró ninguna alteración de interés y la analítica mostraba unas enzimas cardíacas que se encontraban normales.

Al principio, la paciente fue monitorizada en la unidad de cuidados intensivos del hospital al que asistió en febrero del año 2001, y aunque no se precisó la colocación de un marcapasos provisional urgente, porque no presentaba ningún síntoma o signo de compromiso hemodinámico. Después, se decidió colocarle un marcapaso definitivo a la paciente, y fue dada de alta de la unidad de cuidados intensivos sin presentar síntomas.

En ese momento, lo único que quedo pendiente fue que debía realizarse un nuevo estudio oftalmológico.

A través del caso antes mencionado, se puede determinar que la secuencia de las manifestaciones clínicas de este síndrome no es constante, y aunque los síntomas en general pueden ser variables, siguen siendo de ayuda para identificar formas incompletas de esta enfermedad.

Síntomas del síndrome de Kearns-Sayre

A pesar de que en la definición y en el caso clínico, se mencionaron los síntomas principales del síndrome de Kearns-Sayre, este es un punto que se debe explicar muy bien, porque la identificación de los síntomas, puede ser de gran ayuda para el diagnóstico de este síndrome.

Es fundamental recordar que los síntomas del síndrome de Kearns-Sayre se suelen manifestar antes de que la persona afectada tenga los 20 años de edad, sin embargo, si existe la posibilidad de que se manifiesten en cualquier etapa de la vida de la persona.

Además, la esperanza de vida del paciente se encuentra por completo comprometida después de que pasan entre 3 a 5 años desde el momento en el que la persona manifiesta los síntomas relacionadas conla enfermedad.

Este síndrome afecta de una forma critica a nivel oftalmológico, especialmente en al menos uno de los ojos, específicamente, las personas afectadas suelen presentar oftalmoplejia externa progresiva, esto quiere decir que presentan parálisis o debilidad de los músculos oculares, lo que provoca que los movimientos del ojo disminuyan de forma considerable, teniendo como consecuencia que la persona presente ptosis palpebral, es decir, caída del parpado superior.

Adicionalmente a la condición ocular antes mencionada, también es posible que manifiesten un problema de este tipo conocido como retinitis pigmentaria, que se trata de una degeneración del tejido fotosensitivo de la retina, lo que le da un aspecto manchado, este problema puede ser bastante grave, porque incluso puede provocar la pérdida de la visión de la persona.

También se debe tener en cuenta que, una persona afectada con el síndrome de Kearns-Sayre, puede llegar a manifestar uno o más de los siguientes síntomas:

  • Ataxia. Este síntoma se trata de problemas de coordinación, los cuales, provocan que la persona afectada sufra de inestabilidad al caminar.
  • Altos niveles de proteínas en el líquido cefalorraquídeo.Estos niveles altos suelen encontrarse en una cifra superior a 100 mg/dl, este es el fluido que rodea y protege el cerebro y la médula.
  • Defectos en la conducción cardíaca. Estos defectos se presentan como anomalías en las señales eléctricas, las cuales, se encargan de controlar el latido del corazón.

Entre los síntomas a nivel neurológico que pueden presentar los pacientes afectados por el síndrome de Kearns-Sayre se pueden mencionar los siguientes:

  • Dolor neurálgico progresivo.
  • Debilidad muscular general.

Por lo general, los pacientes presentan debilidad muscular tanto en la parte superior como inferior, asi como también, cefaleas agudas y problemas cognitivos, estos problemas comúnmente se tratan de demencia, aunque, también es común observar lesiones en la sustancia blanca.

Aparte de los síntomas ya mencionadas, también es posible que las personas afectadas por este síndrome manifiesten alguno de los siguientes síntomas:

  • Acidosis láctica.
  • Pérdida de la audición.
  • Disfagia proximal.
  • Problemas en el aparato digestivo.
  • Enfermedades hepáticas.
  • Desórdenes gastrointestinales.
  • Complicaciones respiratorias, que suelen derivar de los problemas cardíacos.
  • Retraso en el crecimiento y baja estatura.
  • Desordenes endocrinológicos, entre los cuales se pueden mencionar los siguientes: hipoparatiroidismo,retardo puberal,hipotiroidismo y diabetes mellitus.

Cabe destacar que, una de las características citológicas de este síndrome son las fibras rojas rasgadas, las cuales, es posible observarlas en los miocitos de las personas afectadas, y se presentan como un exceso en la cantidad de mitocondrias, por esta razón, la biopsia muscular es considerada como uno de los médicos de diagnóstico más efectivos para estos casos, combinada por supuesto con la microscopia electrónica.

Causas del síndrome de Kearns-Sayre

Aunque puede ser un poco complicado determinado identificar la causa de muchas enfermedades, en el caso de las causas del síndrome de Kearns-Sayre, por fortuna se ha logrado identificar que, este síndrome se manifiesta por una mutación en el ADN mitocondrial, dicha mutación es el resultado de una deleción de longitud variable.

La deleción más común presenta aproximadamente un tercio de las personas afectadas por el síndrome de Kearns-Sayre, esta conlleva a la eliminación de unos 4678 nucleótidos, que corresponde a 12 genes mitocondriales, los cuales, codifican para proteínas de la cadena de transporte de electrones.

Cuando se pierden estos genes, provoca un déficit en la producción de energía celular, porque afecta de forma considerable a la fosforilación oxidativa, así como también a la producción de proteínas mitocondriales.

Todavía no se ha logrado determina la relación que existe entre los síntomas del síndrome de Kearns-Sayre y la deleción de los genes mitocondriales, sin embargo, algunos especialistas creen que se manifiesten por la falta de energía celular que presenta el cuerpo, especialmente en el área del ojo, cuyos tejidos son dependientes de la energía que generan las mitocondrias.

Aunque la mayoría de las enfermedades mitocondriales se heredan por vía materna, el caso del síndrome e Kearns-Sayre es diferente, porque se presenta por una mutación al azar, y como, aparentemente, se presenta a través de una mutación en algún punto del desarrollo embrionario, este síndrome se desarrolla como una enfermedad heteroplásmica, esto quiere decir que coexisten mitocondrias con ADN mutado y ADN normal.

Lo antes mencionado, explica porque la expresión de la enfermedad puede variar entre los individuos afectados, ya que, la distribución de ADN mitocondrial mutado en cada célula, órgano y tejido es lo que determinara los efectos fenotípicos que tendrá la enfermedad, y dependerá del momento del desarrollo en el que la mutación se manifieste.

En este punto, es importante mencionar que la mayoría de los casos de este síndrome son esporádicos, y las deleciones del ADN mitocondrial se transmiten de una generación a otra tan solo es algunos casos muy excepcionales, también se debe tener en cuenta que, los hombres no transmiten el ADNmt a su descendencia.

En el caso de las mujeres, se ha determinado de que el riesgo de que una mujer sea portadora de una gran deleción de ADN mitocondrial, y que además la trasmita a su descendencia, se encuentra en un porcentaje menor al 4%.

Los casos excepcionales del síndrome de Kearns-Sayre, como tienen causas diferentes a una gran deleción de ADN mitocondrial, estos siguen un modo de herencia que se encuentra relacionado con el gen involucrado, esto quiere decir que, la transmisión será materna, si aparece por mutaciones puntuales de ADNmt, mientras que la herencia será autosómica recesiva, si las mutaciones se dan en genes nucleares.

Diagnóstico del síndrome de Kearns-Sayre

El diagnóstico del síndrome de Kearns-Sayre, se comienza por la identificación de las manifestaciones del cuadro clínico característico de esta enfermedad, así como también, si el paciente presenta alteraciones morfológicas típicas en el músculo esquelético, tales como: fibras que tienen proliferación mitocondrial o fibras rojas rasgadas y fibras deficientes en citocromo C oxidasa.

También se deben considerar los principales síntomas clínicos de este síndrome, a la hora de realizar el diagnóstico, algunos de ellos son: ataxia, bloqueo cardíaco y contenido proteico del líquido cefalorraquídeo que se encuentre por encima de 100 mg/dL.

Existe una forma de confirmar el diagnóstico del síndrome de Kearns-Sayre, y es a través de la identificación de una gran deleción del ADNmt en un tejido clínico o morfológicamente afectado.

En estos casos, es posible realizar un diagnóstico diferencial de este síndrome, y para hacerlo se tiene en cuenta cualquier enfermedad que sea causado por grandes deleciones de ADNmt, o todas aquellas que tengan un cuadro clínico solapante, entre los cuales se pueden mencionar los siguientes: síndrome de Pearson y la oftalmoplejía externa progresiva de herencia materna.

Tratamiento para el síndrome de Kearns-Sayre

El tratamiento para el síndrome de Kearns-Sayre es paliativo, esto quiere decir que tiene un enfoque multidisciplinario.

Generalmente, recomiendan que el paciente tenga se mantenga bajo constante seguimiento con un cardiólogo, y en los casos en los que el paciente presenta un bloqueo cardíaco grave, lo más probable es que necesite que le coloquen un marcapasos permanente o un dispositivo desfibrilador cardioversor implantable, si se aplica este tratamiento, el estado del paciente suele mejorar con el tiempo.

Si el paciente presenta sordera neurosensorial, existe la posibilidad de que pueda usar audífonos. Es posible que el médico tenga en cuenta el suplemento con coenzima Q10, porque se ha logrado determinar que ha dado buenos resultados en algunos casos.

Cuando el paciente presenta manifestaciones oftalmológicas, existe la posibilidad de tratarlas quirúrgicamente, sin embargo, existe el riesgo de recurrencia y no solo eso, las posibilidades de que se presenten complicaciones oculares son altas.

En el caso del pronóstico general del paciente, todo dependerá del número de órganos que se encuentren afectados, y por supuesto, de la proporción de ADNmt anormal que se encuentre en cada uno de estos órganos, aunque en general, mientras el paciente reciba una atención médica apropiada, las posibilidades de tener una esperanza de vida normal son bastante altas.

Referencias:

  1. Síndrome de Kearns-Sayre. Wikipedia. Consultado en noviembre de 2018.
  2. Síndrome de Kearns-Sayre. Orphanet. Consultado en noviembre de 2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.