Síndrome del estudiante

Introducción

La mayoría de los estudiantes, de todos los niveles, no disfrutan hacer tareas de ningún tipo, porque les parecen aburridas y sienten que están perdiendo el tiempo que podrían invertir en otras actividades, y en estos casos, pueden manifestar el síndrome del estudiante, por supuesto, cuando los estudiantes se encuentran en un nivel superior tienen otro nivel de responsabilidad, pero, esto no quiere decir que no puedan llegar a manifestar este síndrome.

Como muchos deben saber, estudiante es un término utilizado para referirse al individuo que se encuentra realizando algún tipo de estudio, bien sea a nivel medio o superior, en alguna institución académica, por supuesto, la palabra también es usada como un sinónimo de alumno, por esta razón, se usa la palabra estudiante para referirse a cualquier individuo que se encuentre realizando un estudio en concreto, sin importante el nivel de estudio que sea.

Es importante hablar un poco sobre los estudiantes, comenzando por lo antes mencionando, es decir, la definición de estudiante, porque esta información le puede ser de mucha ayuda para entender el síndrome del estudiante, y como conocimiento general, que también es necesario.

Ahora bien, para continuar ampliando un poco más la información sobre el estudiante, antes de comenzar a explicar con exactitud de lo que se trata el síndrome del estudiante, se debe mencionar que un estudiante se caracteriza por la vinculación que tiene con el aprendizaje, así como también por su búsqueda de nuevos conocimientos relacionados con la carrera o materia que se encuentre estudiando, o algún tema de su interés.

Es sumamente importante que los individuos comiencen a estudiar a temprana edad, para de esta forma ir preparando desde muy pequeños sus habilidades y capacidades, porque más tarde le serán de mucha ayuda para integrarse de mejor forma en la sociedad, aunque, no se puede olvidar que el conocimiento se obtiene de manera progresiva y se debe tener en cuenta la edad del estudiante.

Cabe destacar que, se puede encontrar al estudiante en cualquier lado donde la persona este profundizando cualquier tipo de conocimiento de su interés, no solo en las escuelas primarias, secundarios, universidades o realizando algún tipo de posgrado.

Como se mencionó al principio, muchos estudiantes no disfrutan para nada hacer tareas, y en general, se puede decir que tampoco disfrutan mucho estudiando, porque la ven como una actividad tediosa y nada placentera, sin embargo, con la motivación adecuada, recuerdan lo importante que son los estudios, porque estos les puede crear muchas posibilidades de progreso, y no solo eso, de crecimiento tanto personal como laboral.

Aunque, en los diferentes niveles de estudios, siempre existirán algunas materias que hagan que el individuo sienta mucho interés por ellas, provocando que desarrolle esas hagas que tenía ocultas de estudiarlas, y esto se ve mayormente en la educación primaria y la secundaria, ya que, como se mencionó anteriormente, cuando el estudiante llega a la universidad tiene otro nivel de responsabilidad.

Más allá de nivel de responsabilidad antes mencionada que tienen los estudiantes universitarias, como la mayoría de ellos son libres de escoger lo que desean estudiar, disfrutan mucho más estudiando la carrera de su elección, porque es algo que desean aprender y una vez graduados, desean dedicarse a dicha carrera, esto es una motivación increíble para estudiar, sin embargo, siempre se toparan con materias que le interesen mucho más que algunas otras.

La falta de interés por estudiar alguna materia en particular, sin importante en el nivel de educación que se encuentre el individuo, puede llevar al estudiante a sufrir el síndrome del estudiante que a continuación, después de la información mencionada sobre el estudiante, se comenzara a explicar mejor dicho síndrome.

Qué es el síndrome del estudiante

Se debe comenzar hablando de la definición de este síndrome, es decir, qué es el síndrome del estudiante, porque tan solo se ha mencionado que se encuentra relacionado con la falta de interés de los estudiantes, pero, todavía no se ha mencionado de qué se trata realmente este problema.

El síndrome del estudiante, se trata de una forma de procrastinación, este problema suele incluir más de un plan de actuación y las intenciones de fondo de la persona afectada suelen ser buena y sinceras.

Un ejemplo puede serel siguiente: si un estudiante o bien, un grupo de estudiantes, le solicitan a un profesor una prórroga para entregar algún trabajo, suelen hacerlo para preparar mejor su trabajo y entregar algo superior, esto generalmente lo hacer con honestidad, sin embargo, puede que se les olvide que es probable que tengan otras trabajos pendientes cuando decidieron pedir esa prórroga, por lo tanto, lo más probable es que termine en la misma situación del principio, es decir, deseando más tiempo.

En el ejemplo mencionado, se puede observar una clara falta de organización, lo que significa que, sin importar las prórrogas que soliciten, siempre necesitan más tiempo, y seguirán presentando retrasos en la mayoría de sus trabajos o proyectos.

Según Eli Goldratt, que fue la persona que introdujo el concepto de síndrome del estudiante en su libro titulado Cadena Crítica, se refiere a este problema como un fenómeno en el que las personas se dedican seriamente a un trabajo, proyecto o tarea, cuando la fecha de entrega se encuentra cada vez más cerca.

Específicamente, se dice que en los primeros 2/3 del tiempo de entrega asignado se dedican a avanzar tan solo 1/3 del trabajo, proyecto o tarea, y cuando ya se encuentran en el último tercio del tiempo de entrega, aumentan la velocidad de su desempeño de una forma considerable con el objetivo de terminar los 2/3 que faltan del trabajo.

Esta situación se suele presentar cuando los estudiantes se están preparando para algún examen, por esta razón el síndrome recibe ese nombre.

Muchos pueden entender la aparición del síndrome del estudiante comprendiendo el mecanismo de la memoria humana, porque la memoria a corto plazo, como bien deberían saber, esta se desvanece con el tiempo, por lo tanto, cuando una persona decide estudiar de forma intensa en el último momento, esto puede hacer que recuerden toda esa información, o al menos una gran parte de esta información, durante la realización del examen en cuestión.

Por supuesto, al ponerse en esa circunstancia, los mecanismos de la memoria a largo plazo sufren un poco, esto significa que el rendimiento a largo plazo, sin duda, será inferior en comparación a la persona que tomo la decisión de estudiar de forma programada y estableciendo el tiempo necesario para ir repasando la información estudiada.

Muchos expertos aseguran que, el síndrome del estudiante se encuentra relacionado con la Ley de Parkinson, porque dicha ley dice que entre más tiempo tiene la persona para realizar una tarea, más tiempo tardara en completarla.

El británico Cyril Northcote Parkinson, fue la persona que enuncio la Ley de Parkinson en el año 1957, según este hombre, el trabajo se comienza a expandir hasta el punto de llenar todo el tiempo disponible para terminarla.

La Ley de Parkinson se enunció en un libro que llevaba el mismo nombre, y fue el resultado de la experiencia de Cyril Northcote Parkinson en el Servicio Civil Británico.

Entre las observaciones científicas que sirvieron como contribución para que se pudiera desarrollar la Ley de Parkinson, se incluyó observar que a medida que el Imperio Británico perdía importancia, el número de trabajadores en la Oficina Colonial subía.

Otra observación de Cyril Northcote Parkinson, estaba relacionada con el aumento de un 5/7% por año en el total de empleados que se encontraban dentro de una burocracia, sin importante las variaciones en la cantidad de trabajo que se debían hacer, si es que presentaba alguna variación.

En muchos casos, entre más tiempo tenga una persona para hacer cualquier tipo de labor, más titubeara la mente y por supuesto, se comenzará a plantear más problemas, en este hecho influye mucho la gestión del tiempo, la dirección de proyectos y a productividad, curiosamente, cuando la persona tiene plazos cortos de entrega, tiene la necesidad de trabajar mucho más duro con el objetivo de entregar a tiempo, y puede ayudar a evitar expandir el trabajo sin necesidad.

En este punto es importante mencionar que dentro de la Ley de Parkinson se pueden encontrar otras 3 leyes, una habla sobre que el trabajo se expande para llenar el tiempo establecido para completarlos, la segunda habla de que los gastos aumentaran hasta que se puedan cubrir todos los ingresos, y la tercera habla sobe que el tiempo que se le dedica a cualquier tema dentro de la agenda de la persona, es inversamente proporcional a la importante del mismo.

Un detalle muy importante sobre el síndrome del estudiante, es que se mencionó que era una forma de procrastinación, pero, se debe hablar de lo que se trata este problema, porque de esta forma se podrá entender mejor lo que es el síndrome del estudiante.

Cuando se habla de procrastinación, se está haciendo referencia a la acción o habito de aplazar las actividades o situaciones que deben realizar, y sustituirlas por otras actividades o situaciones más agradables o irrelevantes.

La procrastinación es un trastorno del comportamiento, puede ser físico, en el sentido que se puede presentar durante los actores que necesitan un trabajo fuerte o un ejercicio energético; puede ser psicológico, presentándose como una ansiedad o frustración; o también puede ser intelectual.

Se debe tener en cuenta que la procrastinación, no siempre se encuentra relacionada con la baja autoestima o la depresión. Además, el miedo al fracaso o el perfeccionismo extremo son importantes factores que pueden provocar que una persona posponga cualquier cosa.

Los 2 tipos de individuos que suelen procrastinar son:

  • Los procrastinadores eventuales. En estos casos, la actitud evasiva no se repite como una rutina.
  • Los procrastinadores crónicos. En estos casos, la conducta evasiva es repetida y constante.

Se debe considerar que, según algunos expertos, existen algunas conductas adictivas que pueden contribuir al trastorno de evasión, tales como las adicciones creadas por la televisión, el teléfono móvil y el internet.

Aunque, algunos autores afirman que estas adicciones no existen, y realmente se está hablando de un tema relativamente nuevo, que todavía necesita mucho trabajo de investigación, sin embargo, la terapia cognitivo-conductual es uno de los tratamientos que se están considerando para tratar este tipo de problemas.

Se debe aclarar que existen 3 tipos de procrastinación, los cuales son:

  • Por evasión.Es cuando la persona evita iniciar una tarea por miedo al fracaso. En estos casos se trata de un problema de autoestima.
  • Por activación. Es cuando se deja para después una tarea hasta que llega un momento en el que no queda de otra más que realizarla. En estos casos se trata de un problema contrario al anterior, es decir, exceso de autoestima.
  • Por indecisión. Este caso es típico de las personas que, cuando intentan realizar una tarea se pierden pensando en la mejor forma de realizarlo pero no toman una decisión.

Este tipo de procrastinación también se denomina complejo de Penélope, que era la mujer de Ulises, la cual, tejía y destejía siempre la misma tela con el fin de evitar casarse con cualquiera de los pretendientes al reino insular de Itaca mientras esperaba que Ulises regresara.

El síndrome del estudiante, aparentemente, también se encuentra presente en otros grupos sociales, tales como:

  • Cuando la persona se encuentra en las temporadas en las que se acerca la fecha límite para pagar impuestos.
  • Las oficinas donde se realizan los trámites para pagar impuestos, como los bancos, porque estos lugares se saturan de personas que van a pagar dichos trámites en el último momento.
  • Coleccionar muchas excusas para no tomar una decisión en concreto en diferentes situaciones en la vida y en el trabajo.

Claves para dejar de procrastinar

Tomando en cuenta todo lo mencionado, no se puede dejar de mencionar algunas claves o consejos, para que las personas intenten dejar atrás el problema de la procrastinación, estas clases son las siguientes:

  • Pensar en las consecuencias. Las personas deben ser conscientes de lo que pasa cuando dejan todo para último momento, porque perder un examen, reprobar una materia, molestar al jefe o bien hacer que la empresa pierda un cliente, deberían ser razones suficientes para hacer todo lo posible por aprovechar el tiempo al máximo, y cumplir con los plazos establecidos para realizar las tareas.
  • Creer que nunca es mejor tiempo para empezar que el ahora.Creer en uno mismo y en sus capacidades, es fundamental para enfrentarse a cualquier tipo de tarea al momento de recibirla, en lugar de guardarla por un tiempo no determinado. Pensar que cuanto más tiempo pase antes de comenzar una tarea, peor será la situación.
  • Descubrir las razones del retraso. Siempre es bueno que la persona se pregunte cuál es la razón de retraso, para descubrir que le impide comenzar la tarea a penas la solicitan, por supuesto, ser sincero con uno mismo y reconocer los problemas para cambiar los malos hábitos, es algo completamente necesario.
  • Unir lo que les gusta con aquello que no les gusta. Si la tarea en cuestión no es agradable para la persona, puede buscar diferentes formas para acompañarla con alguna otra cosa que realmente le agrade, como por ejemplo: escuchar música o tomar una bebida reconfortante.

Crear un ambiente agradable puede lograr ver esa tarea nada agradable con otros ojos, y ayudar a centrarse para terminarla tan pronto como sea posible.

  • Minimizar el problema. La actitud es muy importante, y si a la persona le parece que la tarea es demasiado complejo, antes de comenzarla, por supuesto que tendrá problemas para tomar la decisión de iniciarla, por esta razón, minimizar el problema es algo necesario.

Aunque claro, cuando se habla de minimizar el problema, no se quiere decir que la persona tiene que subestimarlo, porque esto también puede ser un gran error, la idea es enfrentar el problema de frente, y tomarlo muy en serio, como una tarea que debe cumplir y que al iniciarla cuando antes, podrá demostrar de lo que es capaz.

  • Tener un compañero. Tener un equipo de trabajo puede ser de mucha ayuda, siempre y cuando el equipo realmente se complemente, y sea un verdadero equipo, porque organizar las tareas a realizar entre más de una persona, puede ser una ventaja.

No necesariamente debe ser un equipo grande, porque tan solo compartir las tareas con otra persona, puede ayudarla a dejar de posponer las cosas, y animarse a darlo todo para completar la tarea pendiente.

La idea tampoco es que otra persona haga todo el trabajo, porque entonces ya no se trata de un equipo, aparte, esta otra persona puede que ni siquiera deba hacer la misma tarea, tal vez, hablar con alguien sobre la tarea, y compartir experiencias, puede ser un gran motor para ayudar a la persona a seguir adelante, porque incluso lo puede ver como una competencia, y eso puede motivar mucho.

A pesar de que las comparaciones puede ser consideradas odiosas, en el caso de las procrastinación, comparar puede ser una herramienta muy útil para dejar de aplazar las cosas, porque la persona puede ver que otros están avanzando, mientras ella se queda cada vez más atrás.

Tomar conciencia es sumamente importante, la persona necesita analizarse a fondo, encontrar las razones del por qué está sufriendo este síndrome del estudiante, y no solo eso, aceptar todas las excusas, porque auto-engañarse es lo peor que puede hacer.

Comenzar a planificarse y gestionar el tiempo mejor, puede ser el primer paso para una nueva gran etapa en la vida de las personas son el síndrome del estudiante, porque no debe olvidar que hay tiempo para todo, y aceptar que en algunos momentos deberá decir que no.

Tener un buen ambiente de trabajo ayuda mucho más de lo que puedan pensar para conseguir las metas planteadas, como ya se mencionó, además, realizar pausar para descansar y despejar la mente también puede ser muy bueno, y si lo desea, puede acompañar el momento de trabajo con algo agradable para usted, como su música favorita.

Referencias|

¿Te ha sido útil está información sobre el síndrome del Estudiante? ¡Puntúanos!

Síndrome del estudiante
5 (100%) 5 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.