Enfermedad de Dupuytren

Enfermedad de Dupuytren
5 (100%) 1 vote[s]

Introducción

Aunque pueda parecer algo muy raro para algunas personas, las contracturas musculares son problemas comunes, y no es un problema que solo puede afectar a los deportistas, las contracturas musculares también puede afectar a personas mayores, sedentarias, con mucho estrés y las que mantienen una mala posición por mucho tiempo, además, una enfermedad relacionado con este problema, es la enfermedad de Dupuytren.

Como ya se mencionó que, la enfermedad de Dupuytren se encuentra relacionada con las contracturas musculares, es importante hablar un poco más sobre este problema, para que pueda entender mejor todo lo relacionado con esta enfermedad.

Una contractura muscular, es una contracción del músculo, cabe destacar que, la contracción permanente es completamente involuntaria, porque los músculos se contraen y se distienden, pero, cuando una zona del vaso muscula no se puede relajar, se mantiene contraída.

La zona donde se presenta una contractura muscular, se mantiene hinchada y dura, por esta razón, la persona afectada puede detectar al tacto ese bulto inusual, además, a este se le conoce comúnmente como nudo, por supuesto, este no es ningún termino técnico para referirse a estos casos.

Es importante mencionar que, las contracturas no son consideradas como lesiones graves, más sin embargo, son realmente molestas, y pueden impedir que la persona afectada, realice algunos gestos que acostumbra a hacer con normalidad y sin dolor, por esta razón, se debe tener mucho cuidado con este problema, y no solo eso, también debe saber identificarlas y diferenciarlas de otros problemas.

Existen varios tipos de contracturas musculares, las cuales son:

  • Durante un esfuerzo. Cuando una persona realiza un esfuerzo elevado, bien sea por la dureza del ejercicio, o por la falta de entrenamiento, el organismo no puede depurar las sustancias activas que crea para producir el movimiento a través del torrente sanguíneo, esto provoca que se acumule y genere dolor e inflamación.
  • Posterior al esfuerzo. La lesión aparece en este caso, por la incapacidad del músculo de volver a su estado de reposo.
  • Residuales. Después de sufrir alguna lesión grave, como una rotura de fibras, una fractura, un esguince o un fuerte traumatismo, la musculatura cercana a la zona afectada suele contraerse como un mecanismo de protección, cuando la lesión se cura, la musculatura cercana puede quedar contracturada.

Al conocer toda la información antes mencionada, se puede comenzar a ampliar la información relacionada con la enfermedad de Dupuytren.

Qué es la enfermedad de Dupuytren

Lo primero que se debe mencionar sobre este problema es su definición, es decir, qué es la enfermedad de Dupuytren, porque solo se ha hablado sobre las contracturas y que están relacionadas con esta enfermedad.

Cuando se habla de la enfermedad de Dupuytren, también conocida como contractura de Dupuytren, se está haciendo referencia a una deformidad de la mano, que consiste en el contractura sin dolor de los tejidos que se encuentran bajo la piel de la palma y los dedos de la mano, la cual, suele manifestarse con el pasar de los años.

Como ya se le mencionó, esta enfermedad afecta a una capa de tejido que se encuentra debajo de la piel de la palma, en dicho tejido se forman nudos, al pasar el tiempo, se genera un cordón grueso, el cual, tiene la capacidad de jalar uno o más dedos a una posición de flexión.

Los dedos afectados por esta enfermedad, no se pueden estirar por completo, esto le puede complicar varias actividades cotidianas a las que la persona afectada puede estar acostumbrada, entre estas actividades se pueden mencionar: colocar las manos en los bolsillos, estrechar la mano para saludar, colocarse guantes, entre otras.

La enfermedad de Dupuytren, generalmente afecta los dedos anular y meñique, aunque, esto no quiere decir que los otros dedos no puedan verse afectado, porque si pueden verse afectados, bien sea de forma aislada o en conjunto, además, esta enfermedad afecta, por lo general, a hombres mayores de 40 años que tienen descendencia de Europa del Norte.

En el año 1831, Guillaume Dupuytren, fue el médico que describió por primera vez esta enfermedad, su trabajo fue de gran calidad, porque logró describir la anatomía patológica, el curso clínico y la posible etiología de este problema, y no solo eso, también propuso un posible tratamiento para lidiar con ella.

En la actualidad, se desconoce la prevalencia exacta de esta enfermedad, a pesar de que fue descrita hace bastante tiempo.

Es importante mencionar que, las manos de las personas, cuentan con un tejido ubicado entre la piel y los tendones flexores, este tejido se llama aponeurosis palmar superficial. El tejido ya mencionado, tiene forma de un triángulo, su vértice se encuentra ubicado en la muñeca y su base está dirigida hacia los dedos.

El tejido llamado aponeurosis palmar superficial, cuenta con unas prolongaciones que van dirigidas hacia cada uno de los dedos y el pulgar. La retracción de este tejido, así como sus prolongaciones digitales, forman nódulos y cuerdas que son fácilmente palpables, y cierran de forma lenta pero progresiva la mano.

Síntoma de la enfermedad de Dupuytren

Esta enfermedad suele avanzar con bastante lentitud, pero, a medida que van pasando los años, va empeorando. No se puede dejar de mencionar que, la enfermedad se puede presentar en una o en ambas manos, aunque, en los casos donde afecta ambas manos, el problema suele ser grave solo en una de ellas.

En la mayoría de los casos, la enfermedad comienza a manifestarse con un engrosamiento molesto de la piel de la palma de la mano, a medida que vaya avanzando la enfermedad, la piel de la palma de la mano comienza a tener un aspecto arrugado o como si tuviera hoyuelos.

Es probable que en el tejido de la palma de la mano afectada, se le forme una especie de bulto, dicho bulto puede ser sensible al tacto, sin embargo, por lo general no es doloroso.

Cuando la enfermedad de Dupuytren se encuentra avanzada, se forman cordones de tejido debajo de la piel de la palma, los cuales, se pueden extender hasta los dedos, a medida que estos cordones se vayan contrayendo, los dedos se van acercando a la palma, y en la mayoría de los casos, esta es una situación bastante grave.

En algunos casos, los tendones o las articulaciones de la persona se pueden inflamar, y comienza a presentar dolor por este problema, además, otros posibles síntomas que puede sufrir una persona afectar por esta enfermedad son:

  • Picazón.
  • Presión.
  • Ardor.
  • Tensión.

A medida que vaya pasando el tiempo, la persona tendrá cada vez más problemas para extender o enderezar los dedos, si la enfermedad de Dupuytren llega a un estado grave, es probable que estirar los dedos sea una tarea imposible.

Como ya se le mencionó, el dedo anular y el meñique suelen ser los dedos más afectados por esta enfermedad, y que también puede afectar los otros dedos de la mano, es importante destacar que, solo en casos muy raros, el dedo índice y el pulgar se ven afectados por este problema.

En este punto, es importante mencionar otras de las complicaciones, aparte de las ya mencionadas, que pueden sufrir las personas afectadas por esta enfermedad, comenzando por recordar que, las personas afectadas tienen problemas para realizar algunas funciones cotidianas usando la mano afectada.

Como el pulgar y el dedo índice no suelen verse afectados, la mayoría de los pacientes de esta enfermedad no tienen problemas para realizar algunas actividades motoras finas, como por ejemplo la escritura, pero, a medida que vaya progresando la enfermedad, la habilidad de abrir completamente la mano se ve limitada, así como también, las habilidades para agarrar objetos de gran tamaño e introducir la mano en espacios pequeños.

Causa de la enfermedad de Dupuytren

En la actualidad, la causa exacta de esta enfermedad sigue siendo desconocida, y a pesar de que, se sospecha que la enfermedad de Dupuytren se presenta por algunas lesiones en las manos, o por trabajos donde las manos se ven afectadas por vibraciones, pero, no se tiene ninguna evidencia que compruebe esta información.

Por supuesto, si se han logrado determinar algunos factores de riesgo que, al parecer, aumentan el riesgo de las personas de sufrir esta enfermedad. Estos factores de riesgo de los que se habla son los siguientes:

  • Edad. Tal y como ya se mencionó, la enfermedad suele afectar a personas mayores, por lo tanto, esto se puede considerar como un factor de riesgo, aparentemente, la enfermedad es más frecuente cuando la persona pasa los 50 años de edad.
  • Sexo. Anteriormente, se mencionó que esta enfermedad era más común en los hombres, por esta razón, el sexo debe considerarse como un factor de riesgo, esto no quiere decir que, la enfermedad no pueda afectar a las mujeres, pero, los hombres pueden sufrir contracturas más graves que las mujeres.
  • Ascendencia. Está enfermedad, afecta con mayor frecuencia a las personas de tienen una descendencia de Europa del norte.
  • Antecedentes familiares. En algunos casos, la enfermedad de Dupuytren es hereditaria, es decir, si algún familiar sufrió este problema, existe la probabilidad de que algún miembro de su familia pueda sufrirlo también.
  • Diabetes. Según algunos registros, las personas que sufren de diabetes tienen un mayor riesgo de sufrir la enfermedad de Dupuytren.
  • Consumo de tabaco y de alcohol. El tabaquismo se encuentra asociado a la aparición de la enfermedad de Dupuytren, por esta razón, es considerado como un factor de riesgo importante que no se puede ignorar, al parecer, esto se debe a los cambios microscópicos que se producen en los vasos sanguíneos cuando las personas fuman

Además, el consumo de alcohol también es considerado como un factor de riesgo de la enfermedad de Dupuytren, aunque no se conoce exactamente el porqué.

Diagnóstico de la enfermedad de Dupuytren

La mayoría de los casos de esta enfermedad, suelen ser diagnosticados tomando en cuenta el aspecto de las manos de las personas afectadas, el tacto también es fundamental para el diagnóstico de esta enfermedad, en casos muy raros, el médico tratante suele ordenar la realización de otras pruebas para complementar el diagnóstico.

El médico acostumbra a comparar las manos, de esta forma, puede verificar si existen arrugas en la piel de las palmas de las manos, además, presiona algunas partes de las manos y de los dedos, con el objetivo de comprobar si la persona tiene nódulos endurecidos.

Otra de las pruebas que puede realizar, para verificar si la persona tiene un completo control de sus manos, es colocando las manos abiertas en una superficie plana, que bien puede ser una mesa, en caso de que sea incapaz de estirar los dedos por completo, lo más probable es que sufra de la enfermedad de Dupuytren.

Tratamiento de la enfermedad de Dupuytren

El tratamiento es fundamental para la persona afectada por esta enfermedad, pero, en algunos casos, la enfermedad avanza lentamente sin provocar dolor, y tampoco afecta de forma grave las manos para realizar tareas cotidianas, en estos casos, la persona puede que no necesite ningún tratamiento, por supuesto, al final, lo mejor es asistir al médico y evaluar el avance de la enfermedad, para después de tomar la mejor decisión para el bienestar del paciente.

Una prueba que puede realizar cualquier paciente en su hogar, y que le permite evaluar el avance de esta enfermedad, es la ya mencionada prueba de poner la mano en una superficie planta.

El objetivo del tratamiento de esta enfermedad, consiste en eliminar o separar los cordones que llevan los dedos hacia la palma, y este objetivo se puede realizar de diferentes formas, a la hora de escoger cual procedimiento aplicar, se debe evaluar el caso que se va a tratar, porque depende de la gravedad de los síntomas, y no solo eso, también se debe considerar cualquier otro problema de salud que tenga la persona.

Entre los diferentes tratamientos que se pueden aplicar, se pueden mencionar los siguientes:

  • Punción. Para aplicar esta técnica, se utiliza una aguja, la cual, debe ser insertada a través de la piel, con el objetivo de punzar y romper el cordón del tejido encargado de contraer el dedo.

Cuando se utiliza este tratamiento, existe la posibilidad de que las contracturas vuelvan a aparecer, pero, no hay ningún problema en repetir este mismo procedimiento para volver a eliminarlas.

Las principales ventajas de esta técnica son:

  • No hay que hacer ninguna incisión.
  • Se puede hacer en varios dedos al mismo tiempo.
  • Se necesita poca fisioterapia después de aplicar este tratamiento.

Aunque, la principal desventaja de este procedimiento, es que no se puede hacer en algunos lugares del dedo, ya que, podría dañar un nervio o un tendón.

  • Inyecciones de enzimas. Si se Inyecta un tipo específico de enzima en el cordón tenso de la palma, esto puede llegar a ablandarlo y debilitarlo, esto le puede permitir al médico manipular la mano con mayor facilidad, con el objetivo de romper el cordón y enderezar los dedos afectados.

La FDA aprobó la colagenasa de Clostridium histolyticum (Xiaflex) para llevar a cabo estas inyecciones.

Las ventajas y desventajas de este procedimiento son parecidas a las de la punción.

  • Cirugía. Cuando la enfermedad se encuentra avanzada, es posible eliminar quirúrgicamente el tejido de la palma que se encuentra afectado por la enfermedad.

La ventaja principal de este procedimiento, es que genera un alivio más completo y duradero que los otros métodos. Entre las desventajas de este procedimiento, se puede mencionar que, la fisioterapia, suele ser necesario después de la cirugía y, la recuperación lleva más tiempo.

En casos graves de esta enfermedad, especialmente, cuando la cirugía no tuvo éxito, los cirujanos pueden eliminar todo el tejido que puede verse afectado por la enfermedad de Dupuytren, incluso, si es necesario, la piel, estos casos pueden ser un poco complicados, porque para tapar la herida abierta, es necesario realizar un injerto de piel.

El tipo de cirugía antes mencionado, es la opción más invasiva, además, tiene un mayor tiempo de recuperación que el de las otras opciones, por lo general, las personas sometidas a este procedimiento, necesitan varios meses de fisioterapia intensiva para recuperarse.

En el caso del pronóstico, se puede decir que es algo impredecible, ya que, la enfermedad progresa a una velocidad impredecible.

Cuando las personas afectadas se someten a cirugía, por lo general, pueden recuperar el movimiento normal de los dedos, aunque, en la mitad de los casos, después de pasar por cirugía, la enfermedad de Dupuytren se puede volver a presentar en un período aproximado de 10 años.

Referencias:

  1. Enfermedad de Dupuytren. Wikipedia. Consultado en junio de 2018.
  2. Contractura de Dupuytren. MayoClinic. Consultado en junio de 2018.
  3. Dupuytren’s Contracture. NORD. Consultado en junio de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.