Delirio de parasitosis

Delirio de parasitosis
5 (100%) 1 vote[s]

Introducción

Aunque muchas personas se burlen de algunas condiciones mentales, porque piensan que las personas afectadas con alguna de estas condiciones solo están fingiendo, y se debe entender que ninguna condición mental debe ser tomada a la ligera, ya que, algunas de estas condiciones les pueden costar la vida a las personas afectadas, y esto no es ningún juego, en el caso específico del delirio de parasitosis, también es una condición mental que se debe tomar muy enserio.

Lamentablemente, si es cierto que muchas personas de cierto modo fingen algunas condiciones mentales, y lo hacen solo por llamar la atención, lo que estas personas no sospechan, es que tener la necesidad de fingir una condición mental, puede ser considerado como un problema mental, y uno muy grave, por lo que, necesitan mucha ayuda, aunque, estos casos son muy complicados, ya que, las personas no asumen su verdadero problema.

Una de las condiciones mentales más fingidas por las personas, a nivel mundial, es la bipolaridad, y no saben exactamente de qué se trata esta grave condición mental, simplemente la gente comienza a decir que es bipolar, sin realmente tener esta condición.

En este caso, se ampliara la información sobre el delirio de parasitosis, y cabe mencionar que las personas también pueden tener la necesidad de fingir está condición mental, pero bueno, en realidad se trata de una condición muy interesante que vale la pena conocer, y en el caso de las personas que ya han oído hablar un poco sobre esta condición, seguro tienen curiosidad de conocer mucho más sobre ella.

El conocimiento es poder, eso es algo que las personas deben tener muy claro, porque la información le puede servir para ayudar a otras personas, por supuesto, no se puede dejar de mencionar que, la información mal utilizada, también puede hacer mucho daño, porque el mal uso de la información, es un factor que también influye en el hecho de que las personas finjan enfermedades de todo tipo.

Qué es el Delirio de parasitosis

Por supuesto que, lo primero que debe conocer es la definición de esta condición, es decir, saber de qué se trata realmente el delirio de parasitosis, porque este es el conocimiento más básico.

El delirio de parasitosis, es mejor conocido como el síndrome de Ekbom, y como ya se mencionó, se trata de una condición mental, o bien, un trastorno psicológico, en el que la persona afectada, tiene la creencia firme y delirante de que tiene insectos o, pequeños parásitos de algún otro tipo por debajo de la piel.

Algunos expertos, asocian el delirio de parasitosis, con la presencia de alucinaciones táctiles o de picor constante en alguna parte del cuerpo, lo que le genera a la persona afectada, un fuerte impuso de rascarse.

Las personas afectadas por el delirio de parasitosis o, síndrome de Ekbom, realmente pueden mantener con mucha convicción la idea de que presentan parásitos por debajo de la piel durante mucho tiempo, es una situación muy preocupante y, a pesar de que se les presente muchas evidencias de lo contrario, sustentadas por diferentes de exámenes médicos o de otras formas, no es sencillo que las personas dejen esta terrible idea de lado.

Si lo antes mencionar se cumple, es decir, que la persona mantiene la idea de tener parásitos por debajo de la piel con mucha convicción por mucho tiempo, entonces, está alteración se puede clasificar como un trastorno delirante en toda regla.

Si se desea ver esta condición desde otra perspectiva, se puede considerar el delirio de parasitosis como una psicosis, en la cual, el único síntoma que se presenta es una fuerte creencia delirante.

Si está condición se ve desde la perspectiva antes mencionada, los médicos suelen recomendar fármacos anti-psicóticos, con el objetivo de lidiar con esta condición, por supuesto, no se puede dejar de mencionar que existen otros procedimientos psicológicos, utilizados tanto para el manejo de los delirios, como para el de las alucinaciones.

Además de síndrome de Ekbom, el delirio de parasitosis también es conocido como: delirio de infestación, parasitosis imaginaria, parasitosis delirante, delirio dermatozoico y delirio parasitario.

Se debe mencionar que, en el manual diagnóstico CIE-10, en el cual aparece muy bien explicada esta condición, se utiliza el nombre delirio de parasitosis para referirse a ella.

Según algunas estadísticas, el delirio de parasitosis, es más común en mujeres que en hombres, especialmente cuando son mayores de 50 años, aunque, es importante aclarar que, este trastorno psicológico es muy poco común.

Según la opinión de algunos expertos, la razón por la que es más común en mujer mayores de 50 años, se debe a que, en ese tiempo de vida de la mujer, suele llegar la menopausia, estado que se encuentra asociado con la aparición de diferentes fenómenos sensoriales fuera de lo normal, entre los cuales, la persona podría desarrollar algunos delirios, y de esta forma, se puede manifestar el delirio de parasitosis.

A pesar de que se consideran como delirios, según la opinión de las personas afectadas, todo se siente muy real, tanto las sensaciones de prurito, como la irritación y el movimiento que presentan.

Cuando las personas llegan a un estado bastante desesperado, y tienen la necesidad de librarse de todas esas sensaciones incomodas, esta tiende a rascarse muy fuerte, hurgarse e incluso, llega a mutilarse la piel, hasta el punto de causarse lesiones o úlceras, y en algunos casos, estas lesiones se infectan, provocándole problemas reales a la persona afectada.

Aunque, las personas no se limitan a los métodos antes mencionados, porque en algunos casos, deciden aplicarse agentes químicos y/o desinfectantes en la piel, los cuales, pueden provocar irritación o hasta una reacción alérgica muy grave.

Cuando toman la decisión de pedir ayuda de algún especialista, suelen llevar muestras de cabello, piel, costras secas, polvo y pelusa, con el objetivo de demostrar que de verdad se encuentra infestado.

A pesar de que es bien conocido como delirio de parasitosis, el término en general fue creado en el año 1928 por Karl Ekbom, por esta razón, esta condición también es comúnmente conocida como síndrome de Ekbom. Además, se debe mencionar que, este trastorno se puede confundir con el síndrome de las piernas inquietas, y también con el síndrome de Wittmaack Ekbom.

Existen algunos datos curiosos sobre el delirio de parasitosis, porque este trastorno psicológico ha sido utilizado en varias películas, como por ejemplo, en la película llamada A Scanner Darkly, estrenada en el año 2006, en esta película se puede observar el delirio de parasitosis, pero, desde la perspectiva del paciente, por lo tanto, es muy interesante ver como la persona pasa por la compleja situación de sufrir este trastorno.

También se puede observar una variación de esta condición en la película Oldboy, estrenada en el año 2003, en esta ocasión, aparecer el delirio de parasitosis bajo la influencia de las drogas.

Además de las 2 películas antes mencionadas, no se puede dejar por fuera la película Bug, estrenada en el año 2006, en esta película, el delirio de parasitosis aparece como una consecuencia de un trastorno psicótico, el cual, se presenta por unas teorías conspirativas, en general es una película muy interesante.

Fuera de la pantalla grande y dando un paseo por la pantalla chica, es decir, por la televisión, el delirio de parasitosis aparece en un capítulo de la popular serie Mentes Criminales, específicamente en el episodio titulado El picor, en dicho episodio, se puede observar un paciente con esta condición en una película llamada Hellraiser 2.

Síntomas del Delirio de parasitosis

La definición de este trastorno, le puede dar una idea general de los posibles síntomas que pueden sufrir las personas afectadas, pero, es importante mencionar con mucha más exactitud, porque este es un punto muy importante.

En la mayoría de los casos, las personas presentan sensaciones anormales, que según ellas, son provocadas por los movimientos de insectos que logran de alguna forma atravesar piel, o bien, que se logran desplazar por la parte interna de esta.

Esta percepción fuera de lo normal se denomina como formicación, y forma parte de una serie de fenómenos conocidos como parestesias, entre los cuales también se incluyen los entumecimientos o pinchazos.

Por lo general, las personas afectadas piensan que las hormigas son uno de los parásitos que se encuentran bajo su piel, aclarando algo muy importante, que las hormigas son insectos, no parásitos, pero, curiosamente, se utilizan para dar nombre a diferentes términos utilizados referirse al delirio de parasitosis.

Otros animales comunes, a los que suelen referirse las personas afectadas por este trastorno, son los siguientes: gusanos, arañas, lagartijas, entre otros animales pequeños. El nivel de delirio puede ser tan alto, que la persona puede afirmar que los animales que lo están afectando son invisibles.

En algunas condiciones, las personas pueden tener la sensación de formicación, pero, sin necesidad de estar sufriendo concretamente este trastorno, especialmente si se cumplen algunas circunstancias que propicien la aparición de esta sensación, como por ejemplo: la menopausia o, algunas alteraciones médicas que afectan los nervios sensoriales.

Pero, es realmente muy poco común, que una persona llegue al punto de manifestar la creencia delirante característica de este trastorno, para que pueda ocurrir, se necesita algún tipo de desencadenante que provoque su manifestación.

Este trastorno tiene 2 categorías, las cuales, se encuentran en función de la naturaleza de las alteraciones.

La primera categoría del delirio de parasitosis, es conocido como primario, en esta categoría, entran los casos en los cuales, los síntomas se manifestaron en ausencia de problemas identificables, por lo tanto, suelen ser atribuidos a problemas en el razonamiento del paciente.

El delirio de parasitosis primario, tiene una naturaleza bastante parecida al de la psicosis aguda.

La segunda categoría del delirio de parasitosis, es conocido como secundario, en esta categoría, entran los casos en los cuales, se logra detectar una alteración subyacente que logra desencadenar la manifestación de la creencia delirante

El delirio de parasitosis secundario, se divide en 2:

  • Funcional, este tipo se diagnostica cuando la condición es provocada por un trastorno psiquiátrico, como por ejemplo: la esquizofrenia.
  • Orgánico, este tipo se diagnostica cuando la causa de la manifestación de este trastorno es otra enfermedad o un fármaco.

Causa del Delirio de parasitosis

En la mayoría de los casos, la causa del delirio de parasitosis se encuentra asociada con una hiperactivación del organismo, la cual, aparecer por el consumo de sustancias específicas.

En algunos casos, la parasitosis delirante aparece como una consecuencia del síndrome de abstinencia, tanto en las personas que tienen dependencia del alcohol, como en aquellas dependientes de sustancias como la cocaína u otros estimulantes.

Muchos expertos, explican que la manifestación de este trastorno, se puede deber a trastornos psicóticos, así como también a otras alteraciones de la estructura y el funcionamiento del cerebro.

Las enfermedades neurodegenerativas, entre ellas la demencia alcohólica, así como también los traumatismos craneoencefálicos, son considerados como dos causas comunes del delirio de parasitosis.

No se puede dejar de mencionar la cleptoparasitosis delirante, ya que, sucede algo muy  curioso con este problema, porque es considerada como un subtipo del delirio de parasitosis.

En la cleptoparasitosis delirante, la persona afectada no mantiene la creencia de que existe bichos debajo de su piel, en estos casos, siente que los bichos están infestan su residencia/hogar, por lo tanto, siente que corre el riesgo de ser parasitada.

A pesar de ser considerada como una variante, existe la posibilidad de que, el delirio de parasitosis y la cleptoparasitosis delirante, se presenten a la vez.

Otra de las variantes de esta condición, es el síndrome de Morgellons, en el caso de esta variante, la persona no siente parásitos, sienten fibras de distintos tipos que tienen contacto con su piel, tales como tela o restos de vendas, y en algunos casos, el paciente no puede identificar las fibras que siente.

El síndrome de Morgellons, es un trastorno poco común, que apenas se ha comenzado a estudiar, aparentemente, los estudios se comenzaron hace poco más de diez años.

Diagnóstico del Delirio de parasitosis

La realidad es que, el delirio de parasitosis es un trastorno difícil de diagnosticar, esto se debe a que muchos trastornos cutáneos reales, tales como las alergias, la dermatitis o los parásitos reales, también provocan en el paciente prurito.

Además, si se van a tomar en cuenta las llagas o, las irritaciones en la piel que aparecen como consecuencia del constante rascado, o bien, por el uso de agentes químicos, estos signos pueden ser de algún otro trastorno cutáneo.

En general, para realizar el diagnóstico, el médico tratante debe basarse en la exploración física, y también en los antecedentes personales del paciente, entre los antecedentes, deben encontrarse los antecedentes de consumo de drogas y de trastornos mentales, estos 2 antecedentes en particular, son fundamentes para el diagnóstico.

El médico puede decidir realizar raspados de piel, y en algunos casos, análisis de sangre, con el objetivo de descartar infestaciones reales, u otras enfermedades.

Si se logrado descartar la presencia de una infestación real, lo más recomendable es que, el paciente, sea remitido con un psiquiatra, ya que, durante la consulta con el psiquiatra, este debe ser capaz de determinar si el paciente tiene un trastorno mental, específicamente, si realmente está presentando el delirio de parasitosis, o si el problema es provocado por algún otro trastorno mental.

No debe olvidar que, entre más pronto se realice el diagnóstico, más rápido se podrá comenzar a tratar el problema.

Tratamiento del Delirio de parasitosis

En este caso en particular, se necesita del trabajo en conjunto de 2 especialistas, para que el tratamiento pueda tener los resultados deseados, específicamente, se necesita de un dermatólogo, médico especialista en la piel, y por supuesto, de un psiquiatra.

El primero que debe actuar es el dermatólogo, porque necesita realizar una evaluación minuciosa, con el fin de asegurarse de que no existe la presencia de ningún parásito real.

El siguiente paso es llevar al paciente con un psiquiatra, porque este será el encargado de tratar el delirio. En algunos casos, suelen recurrir a fármacos anti-psicóticos como parte del tratamiento, ya que, suelen ser muy eficaces, por supuesto, se debe tener mucho cuidado con este tipo de medicamentos.

Todo suena muy sencillo, pero en realidad son casos muy complicados de tratar, porque, generalmente, la persona afectada no desea aceptar la ayuda psiquiátrica, en su lugar, prefiere visitar otros profesionales diferentes, en su inútil búsqueda de un tratamiento que le permita eliminar los parásitos que en realidad se está imaginando.

Se necesita de mucho trabajo, y ser muy delicado, para que la persona acepte de forma voluntaria la ayuda psiquiátrica.

Referencias:

  1. Delirio de parasitosis. Wikipedia. Consultado en mayo de 2018.
  2. Ectoparasitosis or Ekbom syndrome?. NCBI. Consultado en mayo de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.