Deformidad

Deformidad
5 (100%) 1 vote[s]

Introducción

Las enfermedades vienen acompañadas de diferentes síntomas y signos, cada uno de los posibles síntomas y signos que se pueden presentar en una enfermedad, sirven como un aviso de que la salud de la persona se puede encontrar en peligro, el síntoma puede ser algo psíquico, físico o social, mientras que el signo es una manifestaciones objetiva, y una deformidad o malformación, se puede tomar como un ejemplo de un signo de alguna enfermedad.

Aunque, una cantidad importante de personas pueden pensar que los síntomas y los signos son lo mismo, esto no es cierto, tal y como ya se mencionó, los síntomas pueden ser algo psíquico, físico o social, pero además, pueden ser una combinación de estos aspectos, mientras que los signos, son manifestaciones objetivas, clínicamente fiables, los cuales, se pueden observar al realizar una exploración médica.

Los síntomas son considerados elementos subjetivos, porque son señales que son percibidas únicamente por el paciente, como por ejemplo: el dolor, la debilidad y el mareo. Esta es la razón por la cual, cuando las personas van a una consulta médica, el especialista siempre le pregunta a la persona cuáles son sus síntomas, mientras que, él se encargara de identificar los signos que tenga la persona, para realizar el diagnóstico apropiado.

Es importante tener lo antes mencionado en cuenta, para poder entender lo que es una deformidad.

Qué es una Deformidad

Ya se ha mencionado que, una deformidad, se trata de un signo que se puede presentar en alguna enfermedad, pero, esto no define como tal este problema, y por supuesto, el primer concomimiento que debe tener es de qué se trata una deformidad.

Cuando se habla de una deformidad, se está haciendo referencia a una diferencia que bien puede ser muy notable o solo algo notable, en la forma del cuerpo o en una parte del mismo, en algunos casos, esta diferencia se puede presentar también en algún órgano del cuerpo de la persona, puede ser un órgano interno o externo.

Se debe aclarar que, la diferencia de la que se habla, es en comparación con la forma promedio de la parte afectada.

Las deformidades pueden ser algo muy complicado, porque en un gran número de enfermedades, las personas presentan una serie de diferencias externas que también afectan partes internas del cuerpo, y esto le puede provocar una serie de síntomas muy problemáticos a la persona afectada.

Por supuesto, también hay muchas otras deformidades que no solo provocan problemas en las partes internas del cuerpo, ya que, cuando las deformidades son muy notables, es decir, cuando la diferencia que presenta la persona es muy notable, le pueden crear muchas inseguridades, y estas inseguridades, se encuentran relacionadas a los prejuicios que existen en la sociedad actualmente, hacia las personas y cosas que son diferentes a lo que consideran normal.

Muchas personas no entienden que las personas afectadas, no escogen nacer con esas deformidades, solo toman la decisión de burlarse de todo aquello que les parece diferente, sin pararse un momento a pensar que se trata de una condición médica, y aunque este comportamiento es muy común en los niños, la cantidad de adultos en todo el mundo, con este comportamiento intolerante, es demasiada.

En el caso de los niños, a pesar de que piensen que no se puede evitar que los niños tengan el comportamiento antes mencionado, esto sí es posible, con una buena educación e inculcando buenos valores, porque de esta forma, aprenderán a no juzgar a personas con deformidades, en general, a personas que son diferentes a ellos.

Es que incluso, se maneja una cifra muy interesante de la cantidad de personas en el mundo que nacen con alguna deformidad. Alrededor del 3% de los recién nacidos en todo el mundo nacen con una deformidad o una malformación, la cual puede ir desde muy leve hasta muy grave, se puede tratar como una cifra pequeña, pero sin duda, es una cifra que se debe tener en cuenta.

Curiosamente, existe un nombre para las personas con miedo a las deformidades, este miedo es conocido como dismorfofobia.

Otro dato curioso a tener en cuenta, es la etimología de la palabra deformidad, porque todo conocimiento es bueno. Etimológicamente, esta palabra proviene del adjetivo “deforme” y del sufijo abstracto “idad”, el cual, indica cualidad de.

No es nada sencillo tratar con una deformidad, porque muchas de ellas no tienen solución, las personas deben aprender a vivir con dicha deformidad durante toda su vida, por supuesto, algunas otras, si pueden ser tratadas, hasta el punto de que, la parte afectada, se vea mejor, entre los estándares establecidos por la sociedad.

Claro que, algunas deformidades deben ser tratadas con urgencias, con el fin de que la persona pueda vivir lo mejor posible, sin las posibles incomodidades generales provocadas por la deformidad que presente.

No se puede hablar tampoco de un diagnóstico especifico relacionado con las deformidades, porque tal y como ya se mencionó, una deformidad se trata de un signo, el cual, indica que la salud de la persona puede estar en peligro por alguna amenaza, es decir, por alguna enfermedad.

Este signo puede ayudar a realizar el diagnóstico respectivo de la enfermedad que presente la persona, esto significa que, las deformidades forman parte de una gran cantidad de enfermedades.

Al tener en cuenta que, las deformidades forman parte de una gran cantidad de enfermedades, la persona ya se puede imaginar que existen varios tipos de deformidades, y aunque se podría decir que es importante conocerlas todas, con conocer bien la definición de deformidad, la persona puede identificarlas, porque se tratan diferencias en el cuerpo.

Por supuesto, no se debe olvidar que los órganos internos del cuerpo también pueden presentar deformidades, es decir, las personas no podrán detectar estas deformidades con tanta facilidad, en estos casos, se deben someter a una serie de exámenes para identificarlas, todo dependerá del caso específico que se esté presentando.

Tipos de deformidades

En este punto, es importante recordar que, la misma definición de lo que es una deformidad, les explica a las personas que existen muchos tipos de deformidades, por lo tanto, se deben mencionar algunos de estos tipos de deformidades, porque esto le permitirá conocer mucho más sobre estas particulares diferencias.

Uno de los primeros tipos de deformidades que se pueden mencionar, son las deformidades de la columna vertebral, estas deformidades son de las más comunes, y a pesar de que puedan sonar doloras y problemáticas, mientras estas deformidades sean tratadas correctamente, la persona afectada no presentara mayores complicaciones en su vida.

Las deformidades de la columna vertebral, raramente se presentan con dolor, además, en la mayoría de los casos, se trata de una patología benigna, es decir, no es morral, aunque, se debe considerar que es necesario un gran número de consultas médicas, tanto por la misma preocupación que este tipo de problemas genera en los padres y en los mismos pacientes, se deben evitar las potenciales consecuencias, porque estos problemas son progresivos.

Los pacientes con este tipo de deformidades, no se sienten enfermos, e incluso, en muchos casos, suelen ser remitidos teniendo en cuenta controles que forman parte del seguimiento pediátrico que suelen realizarles a los niños.

En otros casos, los propios padres son los que comienzan a observar alteraciones de la fisonomía del tronco, es decir, comienzan a notar cambios inusuales en la columna vertebral, y por esta razón, toman la iniciativa de consultar con algún especialista.

Entre las deformidades de la columna vertebral, la más común es la escoliosis idiopática en los adolescentes, y por supuesto, el potencial de crecimiento restante de las persona, así como también, la magnitud de la curva, son los factores que van a marcar habitualmente el pronóstico y tratamiento de estos pacientes.

Cuando el paciente presenta escoliosis congénitas y neuromusculares, estas deben ser tratadas rápidamente, porqué son formas graves de este tipo de deformidades.

Entre las deformidades de la columna vertebral, también se puede mencionar la cifosis, en estos casos, es importante buscar zonas de roce en la piel, porque estas pueden ayudar a localizar del vértice de la alteración que se manifiesta con esta deformidad.

Otro tipo de deformidades, son las que se presentan en las extremidades, y entre las más comunes de estas se encuentran las siguientes:

  • Esta es una deformidad congénita, caracterizada por la falta de uno o más miembros, bien sean superiores o inferiores.
  • Este problema consiste en la ausencia congénita de una parte de un miembro de la persona.
  • Esta es una deformidad que consiste en ausencia de elementos óseos y musculares en el miembro superior o inferior. Esta deformidad puede afectar a un solo miembro o a varios.
  • Esta deformidad se caracteriza por el acortamiento de las extremidades respecto al resto del cuerpo.
  • En esta deformidad, la persona nace con más dedos de los normales, bien sean de las manos o de los pies, por lo general, solo presenta un dedo más.
  • Esta deformidad, consiste en la fusión congénita o accidental, de dos o más dedos entre sí.
  • Este problema, se trata de una deformidad en las extremidades, la cual, consiste en la ausencia de partes de los dedos, o en algunos casos, la ausencia completa de estos.
  • Esta deformidad, consiste en una desfiguración progresiva, especialmente de la cara y las extremidades.
  • Esta deformidad consiste en una displasia ósea, la cual, aparece por un desorden genético, según los estudios, este problema es la principal causa de enanismo.

Por supuesto, esta no son todos los tipos de malformaciones que existen, más sin embargo son las más comunes, y por eso se mencionan, pero en general, si la persona nota una diferencia en cualquier parte del cuerpo, o si se le detecta alguna diferencia en alguno de los órganos del cuerpo, lo más probable es que se trata de alguna deformidad, claro que, lo mejor es consultar con el médico, para determinar cuál es el problema exacto que se está presentando.

Causa de las deformidades

Mencionar la causa de las deformidades es un punto muy importante, porque esto le ayudara a entender mejor todo lo relacionado con estas diferencias, y no solo eso, las personas realmente curiosas, seguro tendrán la necesidad de conocer la razón por la que se pueden presentar estas deformidades.

En muchos casos, las deformidades o malformaciones congénitas, es decir, las deformidades que se encuentran presentes desde el nacimiento, son provocados por causas genéticas y ambientales, curiosamente, estas causas suelen actuar al mismo tiempo.

Estas deformidades, también pueden ser parte de un síndrome o trastorno genético, así como también, ser producidas por una sustancia teratogénica, es decir, por un factor que causa daño al feto, el cual, puede ser químico, físico o infeccioso, aunque, en la mayoría de los casos las causas de las deformidades son desconocidas.

En términos generales, se pueden mencionar que, algunas de las causas de las deformidades son las siguientes:

  • Mutaciones genéticas
  • Complicaciones durante el parto.
  • Algún daño al feto o al útero.
  • Crecimiento o desorden hormonal.
  • Cirugía reconstructiva después de haber sufrido alguna herida severa, como por ejemplo, someterse a una cirugía después de haber sufrido quemaduras de tercer grado.
  • Al sufrir de artritis o algún otro desorden reumatoide.

También existen deformidades atribuidas a causas míticas, en estos casos, se puede mencionar al Guallipén de la mitología Mapuche, porque según las historias, este ser le provocaba malformaciones a los bebés, tanto de humanos como de animales.

Cómo ya se mencionó lo de las causas míticas de algunos deformidades, se puede mencionar algunos datos curiosos sobre las criaturas míticas que presentan deformaciones, porque según algunos textos, estas criaturas con esta condición, pudieron haber sido creadas tomando en cuenta algún un síndrome de deformación real.

Un ejemplo de estas criaturas míticas, puede ser el de una criatura de la mitología irlandesa, porque en esta mitología se encuentran presenten una criaturas llamadas los fomorios, estas son descritas como unas criaturas deformes, las cuales poseen sólo una de las partes del cuerpo que, normalmente, se poseen por pares, tales como los ojos, brazos, entre otros, y en algunos casos, estas criaturas presentan miembros más grandes de lo normal.

Otro factor determinante en la aparición de las deformidades, son las radiaciones, especialmente, cuando la futura madre se encuentra expuesta a radiaciones en los primeros tres meses de gestación, como por ejemplo: radiaciones nucleares, radiaciones frecuentes de un horno de microondas y ondas magnéticas.

En estos casos, la gravedad de las deformaciones que presente el feto en el nacimiento, dependen de la intensidad y frecuencia de las radiaciones.

Es necesario recordar que, aún existen algunas deformaciones cuyas causas son desconocidas.

Referencias:

  1. Deformidad. Wikipedia. Consultado en mayo de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.